domingo, 24 de febrero de 2013

La llegada, 1º día

Aún no pasó un día, solo unas horas desde que dejé el aeropuerto de Yoff, medio aturdido con la espalda dolorida de cargar con 30 kg de mochilas y con el miedo/ilusión de zambullirme en un mundo que no conozco. La primera impresión es de país en guerra: ejército y policía por doquier en el aeropuerto. Son inofensivos, solo ponen mala cara y hablan con desdén. Ni siquiera les importó que el formulario de entrada al país estuviese medio cubierto, quizá demasiado tarde?o la cola que empujaba animosamente le apremiaba?Ni idea, el caso es que pasé sin mayores problemas y sin pagar absolutamente nada.BIEN.


Ya con el taxi la cosa se empezó a liar, después de una corta negociación accedió a llevarme a donde me hospedo por unos 5000 CFA, unos 8 €,tarifa nocturna y para turista; en la próxima negociación seré más duro. El hotel está en Al bourgi, en el centro, pero el taxi se dirigía hacia las afueras, cuando le preguntaba qué a dónde íbamos, la explicación era siempre entre wolof y francés que no llegaba a entender, fué el momento más incómodo. 1 de la mañana recién aterrizado y yendo en dirección contraria a mi destino, mi sentido arácnido empezó a funcionar a toda máquina, me acordé po un instante de todas las malas noticias que les pasaran a los turistas, voceadas por los informativos; cruzando calles desconchadas llenas de coches destartalados, no es sencillo romper estereotipos amigos!! Así que ahí estaba la parte conservadora de mi mente pensando como acabaría aquello y rememorando "consejos" de mis buenos amigos Balta y Toño, hasta que el amigo Abdul, el taxista, giró en la calle más desconchada, lúgubre y amenazante que mi mente recordaba hasta el momento pasó entre dos buses sin cristales hasta que llegamos a una gasolinera... llenó el depósito y me volvió a preguntar que a donde iba. Solo pude reírme. El peugeot tuberculoso en el que íbamos se transformó en un ferrari, las calles/bache en autopistas de gominola y pensé en lo estúpido que acababa de ser pensando aquel tipo de cosas...
Es cierto que no me gusta sentirme como un turista aunque lo sea ahora mismo. Fui siguiendo el carrusel de playas, privatizadas, al lado del puerto y de barrios populares en los que se mezclaban vendedores ambulantes, taxistas...y más vendedores ambulantes y taxistas. Dakar en domingo, mañana veremos!



 El martes iré a mi destinación final en Dindefelo, puede que antes a un festival de música en Kedougou :). Y empezará el Senegal de verdad, el que tengo más ganas de ver, monte, sabana y ciudades más pequeñas. Las grandes ciudades hiper turísticas se parecen mucho las unas a las otras, sin ofender.

Me voy a comer algo, aunque a 28ºC no es que me apetezca mucho, gracias a todos por los ánimos y los buenos deseos. Ya veis que no es pa' tanto!



6 comentarios:

  1. Estupenda entrada Rober!!!! Estoy deseando leer la siguiente!!! Lu

    ResponderEliminar
  2. Jejeje Paco Mrtnz Soria!!! Muy buen post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jojojojojo!!Pois levo viño e chourizos!!So me falta a maleta de cartón...

      Eliminar
  3. ponte a traballar......

    siempre tuyo

    ResponderEliminar